• Movimiento Cívico Constitucional

La diferencia entre terrorismo, actos de guerra y excesos de fuerza en el Perú


Parte de la nueva estrategia del comunismo en el Perú es hacer quedar como salvajes criminales a las fuerzas del orden y por un lado insinuar y por otro afirmar que los que desarrollaron acciones terroristas en los 80s y 90s en nuestro país fueron los militares y no Sendero Luminoso y el MRTA.

Una definición de terrorismo es “Forma violenta de lucha política, mediante la cual se persigue la creación de un clima de terror e inseguridad susceptible de intimidar a los adversarios o a la población en general”.


Las acciones de Sendero luminoso encajan perfectamente en esta definición pues masacraron pueblos enteros por no apoyarlos en su barbarie, sin respetar la vida de mujeres, niños ni ancianos, asesinaron a cientos de autoridades civiles por no rendirse ante ellos, personas desarmadas que no podían defenderse, hubo pocos casos en que la autoridad atacada se pudo salvar como el caso de un ex alcalde provincial de Huaraz, militar en retiro, quien pistola en mano repelió el ataque e hizo correr a los cobardes senderistas.

Años atrás Alfredo Crespo (Ahora Movadef) declaró que el asesinato de un alcalde distrital constituía un acto de guerra, de aquí nace la pregunta ¿Por qué la ejecución extra judicial de los estudiantes de la Cantuta no se puede considerar un acto de guerra? Si lo analizamos fríamente matar a un alcalde distrital era atentar contra un civil desarmado que no formaba parte de ninguno de los bandos en lucha, es decir, no era ni militar ni terrorista, en cambio los estudiantes de La Cantuta eran miembros de Sendero Luminoso, los comunistas deberían ser más consecuentes y reconocer que en esa ocasión el ejército les dio de beber su propio chocolate y no hacer tanto berrinche queriendo calificar este acto de guerra como un crimen de lesa humanidad.


¿Los militares cometieron exceso? Claro que sí, hubo excesos de parte de las fuerzas del orden, pero estas fueron acciones individuales y aisladas de algunos efectivos; de ninguna manera constituyó el modus operandi del gobierno en la lucha contra el terrorismo, a diferencia de Sendero Luminoso quien practicó la política de exterminar pueblos enteros para obligar al resto a doblegarse ante ellos.

A mucha gente en el Perú les importa “un rábano” los terroristas muertos, el comunismo viene tratando de imponer una suerte de pensamiento único en el que no importarle la vida de los terrucos está mal, ellos no respetaron ningún derecho humano pero todos debemos defender los derechos humanos de los terrucos, hay que enjuiciar y encarcelar a los militares por defenderse y exterminar a los terroristas, el mejor ejemplo de este proceder del comunismo es el enjuiciamiento de los comandos Chavín de Huantar por matar a los emerretistas que tenían tomada la embajada del Japón.


Como Asociación Haciendo Patria creemos que es hora de enmendarles la plana a los comunistas, no lamentamos la muerte de los estudiantes de La Cantuta que eran miembros de Sendero Luminoso consideramos que simplemente fue un acto de guerra, tampoco lamentamos las muertes de los terroristas en la embajada del Japón fue otro acto de guerra, consideramos que las fuerzas armadas y policiales hicieron lo que tenían que hacer para devolver la paz y la tranquilidad al Perú y que su accionar, bajo las circunstancias excepcionales de ese momento, está plenamente justificado, queremos rendir un homenaje a los Policías y Militares que murieron en nuestra defensa a los cuales el gobierno y sus las propias instituciones armadas, por presión del comunismo, tienen olvidados, Nuestro agradecimiento eterno, TERRORISMO NUNCA MAS.


Autor: Mauricio Bouanchi

Fuente: Café Viena; 31/12/2020

shorturl.at/ijkxU

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo